Optica Arrixaca

LENTES DE CONTACTO EN NIÑOS

  • por: Optica Arrixaca
  • 18 abril, 2018

Las lentes de contacto son el sustituto perfecto a la corrección de cada ametropía en gafa, el 80% de los usuarios de gafas usan también lentes de contacto, pero de estos usuario el 99% tienen una edad comprendida entre los 20-50 años de edad. ¿Qué pasa con los niños usuarios de gafas? ¿No tienen derecho a disfrutar de la comodidad de una lentilla bien adaptada?

Igual que un adulto se pone sus lentillas para practicar cualquier deporte, acudir a un evento o de forma diaria porque son más cómodas que las gafas en la mayoría de los casos, ¿porque un niño no se puede beneficiar también de esa comodidad de ir sin gafas?

Existen lentillas especializadas para niños, con medidas pequeñas, materiales súper transpirables, y cómodas de llevar, sólo hace falta la responsabilidad de los padres para el mantenimiento de las mismas e ir inculcando esa responsabilidad en el niño/a.

Si que es verdad que a esas edades es muy importante respetar las horas de uso y descanso de las lentes. No se puede usar más de 8 horas y siempre recomendamos, en caso de ponérselas durante todo el día, un descanso de uso a la hora de comer.

¿Para qué puede usar mi hijo las lentes de contacto?

Las lentes de contacto en niños están indicadas para:

  • Practicar cualquier deporte.

  • Ametropías altas, sobre todo en caso de miopías.

  • Anisometropías (diferencias considerables de refracción de uno ojo a otro).

  • Oclusoras, en sustitución del parche como tratamiento de ojo vago.

  • Cosméticas en casos de anisocoria (pupilas de diferente tamaño) o heterocromía de iris (un ojo de cada color).

¿Qué tipo de lente de contacto es la mejor para el niño/a?

Siempre recomendamos lentes de contacto diarias, las cuales el niño usa durante el día y las tira cuando se las quita, sin necesidad de ningún tipo de mantenimiento que es mucho más cómodo para los padres y para el niño/a. Con este tipo de lentillas se eliminan los riesgos de contaminación e infección oculares.

Animamos a los padres y madres, si el niño/a quiere, es una perfecta solución como complemento a las gafas, son muy fáciles de poner y quitar y los niños aprenden enseguida, siempre y cuando el niño quiera ponérselas repito. Si el niño no quiere no es buena idea obligarle ya que no llevará el cuidado necesario, ni tendrá interés en aprender ni será responsable con ellas.

Os animamos a preguntarnos cualquier duda que os pueda surgir y recordad podéis pedir cita en nuestro centro a través de la página contacto.

Comentar